Conéctate con nosotros

Opinión Frontal

La refinería en Texas vs otros grandes temas pendientes de Pemex

Publicado

el

 


Por
Luis Armando Reding Cadena / Director Operativo de ENERGROUP

Columnista

En las últimas semanas, se le han dedicado muchas letras para hablar de la compra de todos los activos de la famosa refinería Deer Park, en Houston, Texas, sobre todo después de que la calificadora Moody’s entró al juego y catalogó la transacción como un riesgo y un problema de largo plazo para consumidores en México.

 

Moody’s, una de las calificadoras crediticias más importantes a nivel mundial, aseguró que la demanda mundial por combustibles fósiles caerá al menos 20% hacia 2035, pero México (en este caso, Pemex) no podrá bajar los costos de sus hidrocarburos debido a los compromisos crediticios contraídos con la compra de Deer Park y la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco.

 

Aunque esto es cierto, también es importante recalcar que México es un país industrial y necesita de energéticos provenientes de los combustibles fósiles para seguir creciendo, por lo que ahorita le sería imposible satisfacer su alta demanda apostando solamente por energías limpias (que sí se debe ir planificando); es decir, el país aún no está preparado para una transición tan costosa y a la que por muchísimos años nadie ha apostado.

 

También es importante señalar que la compra de Deer Park no se hizo para cubrir un déficit energético como tal; pues prácticamente la producción de esa refinería (en sociedad con la empresa anglo neerlandés), se importaba a México. Con la producción de dicha refinería se cubría una demanda que en realidad no tendrá tanta variación.

 

El tema más relevante es resolver el grave problema que existe en México con el robo del hidrocarburo al transporte y la ordeña de los ductos en todo el país, el cual es muy sensible por donde se le vea, al final del día la empresa que se ve más perjudicada ante esta situación es a Pemex, el productor más grande que tiene el país y que sigue perdiendo cantidades millonarias en ello.

 

El Gobierno Federal tiene muchos retos por delante y es importante resolverlos: no sólo es satisfacer la demanda interna, también combatir el robo de combustibles que sufre la empresa estatal, así como los privados en menor medida,requerimos construir ductos más eficientes (la forma más económica y segura para transportar hidrocarburos) y claro, que las reglas que nos rigen y que se adhieren a las regulaciones internacionales, las cuales se apliquen para todos, incluyendo a Pemex.

 

Y es en este último rubro, donde hay más problemas. La situación es simple. Recientemente, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), le autorizó a Petróleos Mexicanos la comercialización de un diésel que contiene 500 partes por millón de azufre, mientras que a los privados sólo les autoriza 50 partes por millón. Esto significa en términos coloquiales más contaminación regulada y una competencia desleal para todas las empresas privadas que compiten contra el gigante del Estado.

 

Me interesa escucharte, escríbeme aquí.

oil pump oil rig energy industrial machine for petroleum in the black cumulus clouds before the beginning of a strong storm.

Opinión Frontal

Gobierno debe interesarse por crear certificaciones y proyectos de energía

Publicado

el

Continuar leyendo
Publicidad Publicidad

Secciones

Tendencia