Conéctate con nosotros
Publicidad

Redes

Confirman la edad del gato más viejo del mundo

Publicado

el

Aquí te contamos la edad que tiene el felino

Justo antes de cumplir 27 años, una gata británica ha sido reconocida oficialmente como la gata más longeva del mundo.

No dejes que las apariencias te engañen: Puede que Flossie siga siendo tan guapa y juguetona como una linda gatita, pero es una señora mayor.

Con 26 años y 316 días, el equivalente felino de 120 años humanos, la mascota récord goza de buena salud, aunque es sorda y tiene problemas de visión.

Flossie, una preciosa gatita marrón y negra de carácter apacible a la que le encantan los mimos y la comida, ha visto diferentes hogares a lo largo de su larga vida.

Su actual cuidadora, Vicki, dice que sigue siendo juguetona y curiosa, que no le molesta su sordera y que se adapta rápidamente a nuevos entornos a pesar de su falta de visión.

Todos los días, puedes encontrar a Flossie ronroneando y durmiendo la siesta junto a su dueño, acurrucada en su manta amarilla favorita o disfrutando de un buen plato de comida.
“Nunca rechaza la oportunidad de una buena comida”, dice Vicki.

El viaje de Flossie para confirmar su título de récord comenzó en agosto de 2022, cuando fue entregada al cuidado de Cats Protection, la principal organización benéfica para el bienestar de los gatos del Reino Unido.

“Nos quedamos atónitos cuando vimos que el historial veterinario de Flossie indicaba que tenía 27 años”, declaró Naomi Rosling

“Es la gata más longeva que he conocido: unos 120 años en edad humana” – Naomi Rosling
Recientemente, el futuro de Flossie había dado un giro incierto: en 2022 se encontró sin hogar, tras más de 26 años de felicidad.

Como la mayoría de los cuidadores de gatos prefieren la idea de adoptar un gato mucho más joven, Flossie parecía destinada a quedarse en la Protectora de Gatos, enfrentándose a la seria posibilidad de pasar el resto de su vida buscando un hogar.

Sin embargo, Flossie tuvo suerte.

En poco tiempo se encontró con una posible nueva mamá.

Este es un capítulo feliz, y quizás inesperado, de su larga vida.

La historia de Flossie comienza en diciembre de 1995, cuando fue adoptada por un trabajador del hospital de Merseyside.

Por aquel entonces, era una joven callejera que vivía en libertad en una colonia de gatos cercana al hospital.

Unos trabajadores se apiadaron de los gatitos, que entonces sólo tenían unos meses, y decidieron adoptar uno cada uno.
Tras vivir los primeros meses de su vida como una gata callejera, Flossie se encontró rodeada de amor, comidas calientes y juguetes.

Vivió con su dueño hasta que éste falleció, diez años después.

Después de eso, Flossie fue acogida por la hermana de su anterior dueño.

Con información de Guinness World Records

 

Continuar leyendo

Redes

Así se desarrolló la Carrera Perrona 2023 en SLP

Publicado

el

Continuar leyendo
Publicidad Publicidad

Secciones

Tendencia