Menú

Lo nuevo

Conéctate con nosotros

El niño perdido y hallado en el OXXO

Compartido
Visor de lectura

Ricardo Sánchez García @DDHHSamuelRuiz

Sirva el viral video, donde unos policías federales realizan una magnífica labor de conducir a un menor de edad hacia el resguardo de sus padres, quienes por confusión y por viajar en autos diferentes, ambos pensaron que el pequeño iba con el uno y con la otra, cuyo laberinto de caravana trajo como consecuencia que el menor quedara varado en el oxxo, solo y asustado. Los oficiales recorrieron 15 kilómetros en la carretera 166 rumbo a Villahermosa para dar alcance a los despistados padres.

El niño perdido es también una pieza musical de  banda tradicional o tambora de los tiempos cuando no llevaban solista. El origen de tan hermosa pieza tiene versiones diversas versiones. La más difundidas es que en las fiestas de un pueblo, asistió una banda con un niño de 6 años, hijo de un músico. El niño se habría alejado del jolgorio y tras darse cuenta de su ausencia, todo un pueblo comenzó a buscarlo, pues se presumía estaba desorientado en medio de un bosque. Al ver que transcurría la noche se sugirió que el trompetistasubiera a lo más alto de una loma y tocara fuerte. El sonido orientó al menor y pudo regresar a salvo. La magnífica obra narra la angustia y alegría de los diversos momentos vividos.

En redes sociales, el viral video fue motivo de grotescas acusaciones contra la mamá y la familia. Los pesados juicios, sumarios y descarnados son producto de la liviandad con la que podemos expresar una idea sobre cualquier tema, respaldados por un supuesto “a mí jamás me habría pasado”.

Con el antecedente, quiero recordar, a San José y Santa María, la madre de Jesús, quienes vivieron un episodio, en cierta manera similar, conocido como “el niño perdido, y hallado en el templo”.

En entrevista, el Padre Ernesto Rafael Canseco del Valle, Misionero Josefino y actual rector de la Universidad del Centro de México, señaló:

A José y María correspondió, cuando Jesús cumplió12 años, llevarlo al templo como está escrito en la ley, pues todo primogénito debía ser presentado.

Lo presentan. Los peregrinos viajaban en grupos, en un montón las mujeres y en otro los hombres. Normalmente ellas iban un día antes. Los niños podían ir en el grupo de los varones o con las mamás. Después de dar gracias en Jerusalén se regresan a su casa y salen primero unos y luego otros. Se entiende que hubo una confusión y después de tres días de caminar, se juntan. José pregunta ¿y el niño?. No venía con nosotros, seguro le respondió María. Pero a María le pasó la misma confusión.

María y José se regresan a Jerusalén, en su búsqueda y lo encuentran en el templo rodeado con los sabios.

María se acerca y le pregunta: porque nos hiciste esto, tu padre y yo estábamos angustiados.  Jesús les dijo, debo ocuparme a las cosas de mi padre. Pero Jesús bajó con ellos a Nazaret y les estuvo sujeto. Y el Niño crecía en edad, sabiduría y en gracia”

Hasta aquí el Padre Canche hace una narración y explicación basada en el pasaje evangélico. A la pregunta sobre cómo vincularlo con el caso del niño perdido, y hallado en el oxxo, responde:

María pudo echar las culpas a José o viceversa. Pero regresaron los dos a buscar al niño.
La responsabilidad es de los dos. No del más grande o chico o de la mujer o del hombre, sino de los dos, parejo. El descuido se dio porque los niños podían estar con quien sea, incluso en otros grupos de familiares que también peregrinaran en ese momento”.

Hoy las peregrinaciones son iguales. Son cosas que a todo mundo nos puede pasar y con eso aprendemos. En esa experiencia se nota que Jesús madura, los padres aprenden y todos debemos crecer en sabiduría”.

El Padre Canche, como de cariño le decimos: “En relación al video, debo decir, no es de sabios criticar a los demás. Evitar lo que tengamos evitar, sí. Los errores y las fallas nos dan sabiduría y con esto los papás van aprender”.

 El experto en josefología concluye: “Debemos valorar lo que Dios nos ha dado, entre otras cosas, la vida y la dignidad.

Al niño del oxxo, una vez que se sintió seguro, le preocupa su mamá y otorgando autoridad a los policías aboga por ella pidiendo que por favor no vayan a gritar. Jamás olvidó su agua, motivo de la confusión en la tienda. Pero los policías dan peso al encuentro con la señora quien aún no era consciente de la situación vivida.

En San Luis Potosí hay niñas y niños desaparecidos.La sociedad anónima como temerario juez ha sido severa con las madres, asumiendo que es una responsabilidad natural la seguridad de los menores.

La mayoría de las veces se culpabiliza a los jóvenes, por los lugares que visitan o por andar en la fiesta y no se cuestiona la función del Estado de mantener la ciudad libre de violencia.

Los delincuentes, de quienes desconocemos sus rostros, apenas reciben algunos comentarios por haber sustraído una niña o niño de su seno familiar.

La mayoría de los comentarios negativos tienen como sustento la desinformación y su fuente son otros dichos con carencia también de sustento.

Para los padres de Jesús y del niño de la canción no hubo escarnio, como sí lo hubo para la familia del niño perdido y hallado en el oxxo y de otros que lamentablemente aún no están en casa.

Top