Conéctate con nosotros

México

¿Cómo el transporte puede impulsar cadenas de suministro más sostenibles?

Publicado

el

Por Bryant Smith, Director de Gestión de Productos de Manhattan Associates

En la actualidad, la sostenibilidad ya no se percibe como un lujo, sino como una prioridad para las empresas, así como una necesidad tanto para los minoristas como para los consumidores. La reducción del impacto ambiental de una empresa requiere una serie de cambios en toda su estructura, pero es en las cadenas de suministro donde estos cambios pueden tener el mayor impacto global. De acuerdo con Accenture, actualmente las cadenas de suministro generan alrededor del 60% de todas las emisiones de carbono a nivel mundial, siendo el transporte uno de los principales contribuyentes a estas emisiones. Por lo tanto, un Sistema de Gestión de Transporte (TMS, por sus siglas en inglés) eficiente es un componente esencial para la sostenibilidad de la cadena de suministro.

Aquí presentamos tres formas en que un TMS puede ayudar a las empresas a reducir su huella de carbono mientras mejoran su rentabilidad.

Optimización de rutas y consolidación

Mediante el aprovechamiento de información en tiempo real sobre el clima o el tráfico, las soluciones de optimización de rutas más inteligentes y basadas en datos pueden tener un efecto significativo en la reducción de emisiones al evitar desvíos y retrasos. Además, estas soluciones pueden identificar oportunidades de consolidación al combinar envíos, lo que a su vez puede reducir el número de vehículos en circulación. Estrategias como la planificación de envíos con compartimentos múltiples y el cruce de muelles dinámicos también pueden contribuir a aumentar la consolidación.

Un ejemplo destacado es el caso de Super Retail Group en Australia, que logró reducir sus envíos de órdenes divididas en un 24%, lo que se tradujo en una disminución de los costos de cumplimiento en cifras de dos dígitos, gracias a una reducción en el embalaje y en las millas recorridas en carretera.

Optimización de carga

¡Envíe productos, no aire! Un espacio vacío en un envío no solo representa espacio desperdiciado, sino también un impacto ambiental negativo. La implementación de algoritmos más inteligentes junto con herramientas de construcción de carga unificadas a través de un TMS puede garantizar una capacidad de carga máxima por envío, reduciendo así tanto el número de viajes como las emisiones correspondientes. Por ejemplo, existen nuevas capacidades de construcción de carga que permiten optimizar el espacio del tráiler. Al reducir el embalaje utilizado en toda la cadena de suministro y minimizar la cantidad de aire transportado, se reduce el volumen por envío, logrando así una mayor eficiencia en el transporte.

Tomemos como ejemplo el caso de Giant Eagle en el sector de comestibles. Esta empresa, uno de los mayores minoristas y distribuidores de comestibles de Estados Unidos, gestiona entregas por casi $9 mil millones en ventas anuales y cuenta con más de 460 tiendas. Al combinar y consolidar sus plataformas tecnológicas, Giant Eagle pudo reducir la cantidad total de millas conducidas. Gracias a la implementación de tecnología avanzada de optimización de rutas, la empresa logró programar entregas diarias y cada dos días, alineando además los horarios de los asociados con las ventanas de entrega. En total, la empresa logró reducir las millas vacías en un 8%, las millas totales en un 7.7% y aprovechar la capacidad disponible con viajes de retorno. Para Giant Eagle, esta estrategia no solo representó una victoria en términos de rentabilidad, sino también en eficiencia de la cadena de suministro, experiencia del cliente y cuidado del medio ambiente.

Identificación de oportunidades de viajes de retorno

En conjunto con la implementación de un TMS moderno, los enfoques clave incluyen la colaboración con corredores de carga para encontrar cargas adicionales, aprovechar las relaciones con los clientes para referencias y nuevos carriles, fomentar la colaboración con otros transportistas para aumentar la eficiencia operativa, expandir la red para capturar más oportunidades, reducir las tarifas de viajes de retorno y monitorear tableros de carga para obtener información en tiempo real sobre la carga disponible.

En resumen, a medida que la sostenibilidad se convierte en una prioridad para empresas y consumidores finales, y las regulaciones gubernamentales aumentan, es imperativo que las empresas reevalúen su enfoque hacia el transporte y sean conscientes del impacto ambiental de sus actividades en la cadena de suministro. Tenemos la oportunidad de abordar los desafíos presentados por el cambio climático, actuando de manera responsable y proactiva, y desempeñando nuestro papel en un esfuerzo coordinado hacia un futuro más sostenible y consciente del medio ambiente.

México

Club América recibe un impulso en la Bolsa Mexicana de Valores

Publicado

el

Por Joaquín Corrales

(más…)

Continuar leyendo

Secciones

Tendencia